Reclamos relacionados con la vivienda

Cómo presentar una queja relacionada con su vivienda.

Protéjase de fraudes y estafas

Los fraudes y estafas son actividades ilegales que causan billones de dólares al año en pérdidas a los consumidores afectados. Las estafas pueden ocurrir al hacer transacciones comunes y corrientes como al usar el Internet o hacer una transferencia de dinero, pero también se dan a mayor nivel en corporaciones, instituciones y negocios.

Tenga en cuenta que los estafadores tienden a aprovechar las situaciones difíciles o necesidades económicas de otras personas para lograr fraudes. Por lo general, las personas en riesgo reciben mensajes persuasivos para realizar una acción que en lugar de favorecer su situación, representan una pérdida ―ya sea de dinero, información o un robo de identidad.

La Comisión Federal de Comercio se dedica a evitar el fraude y mantenerlo informado sobre nuevas formas de estafas y las alertas de fraude.

Volver al inicio

Derecho a no ser discriminado al buscar una vivienda

La discriminación en la vivienda ocurre cuando se impide que una persona pueda alquilar o comprar una vivienda debido a su:

  • Raza o color
  • Religión
  • Sexo o identidad de género
  • Origen o nacionalidad
  • Situación familiar (como tener hijos)
  • Discapacidad
  • Orientación sexual

Podrían discriminar los arrendadores o las compañía de gestión de inmuebles. También podría ser una institución que otorga préstamos como un banco u otra organización que participa del proceso de compra de una propiedad.

La Ley de Vivienda Justa prohíbe una gran variedad de formas de discriminación, incluyendo prácticas engañosas como aumentar los precios para ciertos grupos demográficos o proveer información falsa sobre la disponibilidad de propiedades. Además, la falta de acceso para sillas de ruedas es una forma de discriminación en algunas propiedades más nuevas.

Cómo presentar una queja por discriminación al buscar una vivienda

Si usted ha intentado alquilar o comprar una vivienda y fue discriminado, puede presentar una queja al Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, sigla en inglés). Existen varias maneras de presentar una queja:

Discriminación contra LGBT

La Ley de Vivienda Justa no incluye casos de discriminación por orientación sexual o identidad de género que afecta a lesbianas, gays, bisexuales o transgénero (conocidos como la comunidad LGTB, por su sigla en inglés). Sin embargo, HUD respalda los derechos de vivienda asequible para la comunidad LGTB y su discriminación puede causar el incumplimiento de la ley u otras regulaciones estatales o locales.

Si usted ha sido discriminado por estas razones, presente una queja siguiendo las instrucciones mencionadas arriba o envíe un e-mail a la dirección LGBTFairhousing@hud.gov con sus preguntas a la oficina de HUD encargada de asuntos de la comunidad LGBT.

Volver al inicio

Quejas sobre compañías proveedoras de televisión por cable o satélite

Cuando tenga un problema con su servicio de televisión por cable o satélite, comuníquese directamente con la compañía de servicio. En muchos casos los representantes de servicio al cliente podrán ayudarlo. El proveedor de servicio cuenta con atención de reclamos sobre tarifas por canal y tarifas por programa, las cuales no están sujetas a regulación.

Si usted no logra resolver su queja con la compañía, presente su caso a las autoridades:

Asimismo, para hacer consultas generales sobre la regulación de televisión por cable o satélite contacte a la Comisión Federal de Comunicaciones. Tenga en cuenta que la Comisión no regula problemas relacionados con el servicio de cable o satélite.

Finalmente, si usted no está satisfecho con las tarifas de cable o satélite que ofrece su proveedor, busque servicios de programación alternativos disponibles en su área, como servicios de televisión por cable competitivos y servicios de sistemas abiertos de video.

Volver al inicio

Responsabilidades del dueño de una vivienda

Ser dueño de una casa es un compromiso permanente que exige tiempo y preparación financiera para enfrentar las incertidumbres de la vida.

  • Manténgase financieramente preparado. Haga presupuestos de los gastos de su vivienda y ahorre para las emergencias. Dependiendo del tipo de hipoteca que tenga, recuerde que sus pagos mensuales pueden aumentar.
  • Conozca la información de su acreedor. Usted puede solicitar por escrito a su cobrador hipotecario la información sobre el titular de la hipoteca. El cobrador tiene la obligación de darle el nombre, dirección y número telefónico. Busque la información de contacto de su cobrador en el estado de cuenta de su hipoteca. Además, si el titular de su hipoteca la transfiere, el nuevo titular debe enviarle una notificación con su información de contacto.
  • Mantenga o aumente el valor de su propiedad. Planee con anticipación los gastos de mantener su propiedad y arme un fondo de emergencias. Algunos gastos son baratos como las pequeñas reparaciones, pero otros son muy costosos como reemplazar el techo o los electrodomésticos. Considere obtener un préstamo asegurado por el Gobierno para mejora su vivienda.
  • Recuerde actualizar su seguro de propietario. Mantener un monto adecuado de cobertura (generalmente el costo de reconstruir su casa si se daña o destruye) usted tendrá la protección que necesita para daños graves.
  • Créditos residenciales de energía. Podría obtener créditos impositivos (en inglés) si ha realizado mejoras para ahorrar energía en su vivienda. 
  • Considere refinanciar su hipoteca. Al refinanciar se reemplaza completamente su préstamo hipotecario actual y se le ofrecen nuevos plazos, tasa y pago mensual.
  • Aproveche otros beneficios impositivos de ser propietario. Consulte con su asesor financiero o impositivo sobre los beneficios fiscales de ser dueño de una propiedad familiar.

Volver al inicio

¿Necesita ayuda?

Pregúntenos sobre el Gobierno de Estados Unidos de forma gratuita. Le responderemos directamente o le diremos dónde puede encontrar la respuesta que necesita.

¡Su opinión es importante para nosotros!