Comunidades seguras

Información para consultar los registros de delincuentes sexuales, denunciar el maltrato infantil y contactar la línea de apoyo local.

Información sobre delincuentes sexuales

El sitio web nacional de delincuentes sexuales (NSOPW, sigla en inglés) le permite hacer una búsqueda rápida en español de personas registradas como delicuentes sexuales. Así, si usted sospecha de alguna persona en su entorno que pueda representar un riesgo para su seguridad y la de su familiapuede consultar los registros de delicuentes sexualesConsulte las preguntas comunes sobre el registro y las polítcas del sitio.

Volver al inicio

Atención telefónica para denunciar el maltrato y abuso infantil

Cómo reportar un caso de maltrato infantil

Si usted sabe o sospecha que un niño ha sido maltratado, comuníquese con la policía local o la agencia estatal de servicios de protección al menor. También puede llamar gratis al 1-800-422-4453, la línea telefónica directa para denunciar el abuso o maltrato de niños.

Consulte la lista de teléfonos por estado (en inglés) para llamar gratis y reportar el maltrato infantil.

Cómo reportar casos de explotación de niños

Si usted tiene información o sospechas que existe explotación sexual de menores en Estados Unidos, llame gratis al 1-800-843-5678 o a la línea telefónica para personas con discapacidades auditivas (TTY, sigla en inglés) 1-800-826-7653. También puede llamar y obtener ayuda para ubicar y recuperar niños perdidos y prevenir el secuestro. El servicio de atención es permanente durante las 24 horas del día.

Signos y síntomas de abuso o abandono

Preste atención a las siguientes situaciones: 

  • Cambios repentinos en el comportamiento o desempeño escolar
  • Falta de atención a problemas físicos o médicos
  • Problemas de aprendizaje o dificultad para concentrarse sin que exista conexión a una causa física o psicológica específica
  • Conducta inusual que revela preocupación o temor a que algo malo ocurra
  • Falta de supervisión adulta
  • Comportamiento extremadamente dócil, pasivo o retraído
  • Falta de ganas de regresar a casa (llegar muy temprano o salir muy tarde de la escuela u otras actividades)

Volver al inicio

Ayuda contra la violencia doméstica

En caso de violencia doméstica, llame a la línea telefónica de apoyo al 1-800-799-7233. Las personas con discapacidades auditivas (TTY, por su sigla en inglés) pueden llamar al 1-800-787-3224.

Para recibir ayuda por abuso derivado de relaciones románticas o violencia contra la mujer, puede llamar al 1-866-331-9474 (TTY: 1-866-331-8453 ).

En caso de peligro inmediato o emergencia, llame al 911 o al número de la policía local.

La violencia doméstica afecta a personas de todas las edades, niveles de educación, clases sociales e ingresos, pero es difícil saber exactamente qué tan común es porque muchas personas esconden el abuso de su pareja, cónyuge u otros miembros de la familia. Usted puede recibir apoyo de la Línea Nacional sobre Violencia Doméstica.

Maltrato a personas mayores

Esto puede suceder en la comunidad, hogares, hospitales o asilos para ancianos. Para localizar servicios para adultos mayores y sus familias, visite Eldercare Locator (en inglés) o llame gratis al 1-800-677-1116.

Las víctimas pueden sufrir lesiones físicas (golpes o huesos rotos) o daños emocionales que causen depresiónansiedad o aislamiento social.

Volver al inicio

Ayuda para niños y jóvenes que se han fugado o viven en la calle

La Línea Nacional de Niños Fugitivos (NRS, sigla en inglés) tiene como misión ayudar a los menores fugitivos o sin hogar a alejarse de la vida en las calles.

Comuníquese con la línea gratuita de la NRS al 1-800-786-2929 y pida la asistencia de un traductor de español. Llame si usted es:

  • un joven que tiene intención de huir de su casa
  • familiar o amigo de un menor que se ha fugado y ahora necesita ayuda
  • un joven que se ha fugado y que quiere volver a casa, pero no sabe cómo hacerlo
  • una persona que quiere recibir información para evitar que un joven se fugue

Si todavía no está listo para llamar, visite la página de la NRS (en inglés) para enviar un e-mail, mantener una conversación por chat o hacer un comentario en la cartelera de anuncios (en inglés).

Volver al inicio

Distracciones al conducir

Aunque una distracción detrás del volante puede ser comer, hablar con los pasajeros, utilizar un sistema de navegación o cambiar una estación de radio, hay una que es especialmente peligrosa: leer o escribir mensajes de texto.

Para informarse sobre las estadísticas de accidentes causados por conductores distraídos y acceder a recursos para educar a su familia, visite Distraction.gov

Volver al inicio

Línea telefónica 211 para recibir apoyo local

La línea telefónica 211 ofrece un servicio gratuito para localizar servicios comunitarios y oportunidades de voluntariado. 

Cuando marca 211 puede recibir información y ser referido a servicios relacionados con:

  • Necesidades básicas (bancos de alimentos, ropa y refugios)
  • Recursos de salud mental y física (programas comunitarios de ayuda, información médica, servicios de intervención de crisis, asesoramiento y grupos de apoyo)
  • Apoyo laboral
  • Apoyo a niños, adultos mayores y personas con discapacidades (guarderías, comidas, asistencia médica en casa, programas después de la escuela)
  • Oportunidades de voluntariado

Esta línea de ayuda no es respaldada por el Gobierno federal y los servicios pueden variar según la comunidad en donde vive. En la página del servicio de ayuda 211 usted puede ingresar su código postal en el casillero ''Type in zip code'' para encontrar servicios comunitarios u oportunidades de voluntariado en su localidad.

Volver al inicio

Prevención del acoso o intimidación

El acoso es el comportamiento agresivo y no deseado entre los niños. Es un comportamiento que suele repetirse a menudo y crea un desequilibrio de poder entre el niño que acosa y el acosado (intimidado). El acoso suele manifestarse de tres maneras:

  • Acoso verbal: decir o escribir cosas desagradables.
  • Acoso social: dañar la reputación o relaciones de una persona.
  • Acoso físico: lastimar a una persona o dañar sus pertenencias.

La prevención del acoso depende de una combinación de los padres de familia, el personal escolar y otros adultos en la comunidad:

  • Los padres de familia pueden hablar con sus hijos, mantener una comunicación abierta y franca y ayudarles a entender qué es el acoso.
  • El personal escolar puede tomar medidas para crear un entorno seguro y elaborar normas y políticas que no permitan el acoso.
  • A nivel comunitario la prevención del acoso depende del trabajo en conjunto con socios de la comunidad, como especialistas en salud mental y agentes del orden público.

Volver al inicio

¡Su opinión es importante para nosotros!