Seis consejos de seguridad para cuando acampe

Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria, USDA
1 de septiembre de 2017

Cada vez más hispanos se animan a estar al aire libre y acampar. En 2016, casi un millón de personas comenzaron a acampar y cerca del 12 por ciento de esos nuevos campistas eran hispanos, según indica una encuesta patrocinada por Kampgrounds of America.

La naturaleza es un buen alimento para el alma y para los hispanos cocinar platos deliciosos para nutrir el cuerpo es una de sus actividades favoritas. Cocinar al aire libre requiere planificación, especialmente cuando se trata de decidir qué comer y cómo transportar y guardar la comida de manera segura.

A continuación le compartimos seis consejos para que disfrute de sus platos favoritos sin que se contaminen con las bacterias que pueden causar una intoxicación alimentaria:

  1. Busque alimentos que sean livianos de llevar y que se puedan transportar con seguridad. Descargue la aplicación FoodKeeper del Departamento de Agricultura (USDA, sigla en inglés) para ver una lista de alimentos no procesados aptos para campamentos.
  2. Use toallitas desechables o jabón biodegradable para lavarse las manos y lavar los platos. Si no hay fuente de agua corriente en el campamento o parque y la única opción que tiene es utilizar agua de un lago o río, entonces hierva el agua o utilice tabletas desinfectantes para matar las bacterias.
  3. Prepare los alimentos con seguridad siguiendo estos pasos. Son solo tres simples pasos:
    • separe los cuchillos para la carne cruda de los de otros alimentos,
    • separe las tablas para cortar carne cruda de las de otros alimentos y
    • separe los contenedores para los alimentos crudos y cocidos.
  4. Siempre use un termómetro si va a cocinar carne roja o blanca sobre una estufa portátil o sobre el fuego. El color no es un indicador confiable del nivel de cocción. Puede ser engañoso identificar el color de los alimentos si está cocinando en un área boscosa de noche, así que asegúrese de tener un termómetro para alimentos para determinar si las carnes rojas y blancas están listas para consumir. Visite FoodSafety.gov para ver una lista de las temperaturas internas de cocción seguras para todos los tipos de carne.
  5. Siga estos consejos para mantener fríos los alimentos cuando lleve una nevera:
    • Utilice cartones limpios, llenos de agua congelada para hacer bloques de hielo (los bloques de hielo duran más que los cubos de hielo) o utilice paquetes de gel congelado.
    • Guarde la carne cruda debajo de los alimentos listos para su consumo como el queso. Eso evitará que los jugos de la carne cruda contaminen el resto de los alimentos. Envuelva la carne cruda roja o blanca en dos bolsas de plástico para evitar el derrame de líquidos.
    • Guarde todo en el orden inverso al que los va a consumir. Es decir, los primeros alimentos que guarde en la nevera deberían ser los últimos que va a consumir.
    • Lleve una nevera separada para las bebidas, de ser posible. Recuerde que cada vez que se abre la nevera disminuye el tiempo de refrigeración.
  6. Planifique llevar agua embotellada para beber. Si no tiene esa opción, siempre puede hervirla o usar pastillas de purificación (no confunda pastillas de purificación con tabletas desinfectantes) o filtros de agua. Aunque el agua del lago o arroyo parezca limpia, puede contener bacterias y parásitos dañinos.

Encuentre en la página de FoodSafety.gov, el blog completo.

Volver al inicio

También le puede interesar …

Comparta esta página: Facebook Twitter Email

Volver al inicio

¡Su opinión es importante para nosotros!